Saltar al contenido
Tu Universo Interior

Yoga para embarazadas – MamaYoga aclara todas las dudas

yoga-para-embarazadas-mamayoga

Entrevistamos a la profesora de yoga Àgata Subirats, directora del centro especializado en yoga para embarazadas “MamaYoga”, y conversamos acerca de las dudas que existen en torno a la práctica del yoga durante el embarazo.

¿Cuáles son los beneficios del yoga para embarazadas?

El Yoga aporta beneficios físicos y emocionales a la embarazada

En la práctica de yoga prenatal, el beneficio más evidente es el físico, luego está la parte emocional del embarazo, porque en el experimentamos muchos cambios y ayuda mucho tener un espacio donde poder parar, cerrar los ojos, respirar y estar en contacto con este bebé que crece dentro de ti.

Te permite además aislarte de tantos comentarios y opiniones de afuera y escuchar lo que viene de adentro, y evidentemente nos ayuda a prepararnos para el parto, poniendo toda la intención y las herramientas para que sea lo más guay posible y obtener en él, la mejor vivencia. Todo eso hacemos en las clases de yoga.

Ejercicios de yoga en el embarazo

El embarazo es un estado de salud, en mamayoga partimos de aquí, así que te diré que pueden hacer todo. Hay cosas que no las haremos, pero que tampoco haría naturalmente una mujer embarazada; Como tumbarse boca abajo, por ejemplo, no le saldría natural hacer torsiones muy intensas, de mucha compresión abdominal tampoco, pero aparte de estas pocas cositas pueden hacer todo.

Sobre todo si practicaban yoga antes, en este caso seguro bajaremos un poquito el ritmo, pero adelante con todas las posturas que les apetezca. Si empiezan de cero, pues haremos más hincapié en abrir la cadera, en cuidar la parte baja de la espalda, pero es que realmente en el embarazo también estamos muy activas por eso buscan tanto el yoga.

¿Cuáles son las posturas prohibidas de yoga en el embarazo?

Dentro de las denominadas “posturas prohibidas” en el yoga prenatal, insistiríamos en estas tres:

  • No nos tumbaremos bocabajo, que es obvio.
  • No hacer torsiones muy intensas donde el ombligo se comprime mucho.
  • No hacer ejercicios de fuerza abdominal.

La mayoría de los profesores de yoga te dirán que no hagas invertidas, que son las posturas en las que la cabeza está más abajo de las caderas, como sirsasana por ejemplo, que son las verticales.

Hay que tener clara una cosa; Un bebé que está saludable dentro de una mamá saludable no le podemos hacer daño haciendo la vertical, y menos si es una mujer que lo ha estado haciendo toda su vida. Es verdad que, si es una mamá que nunca ha hecho la vertical, igual no es un buen momento para aprender a hacerla, pero todo lo demás adelante siempre que lo sienta la mamá.

¿Hasta qué mes del embarazo se puede hacer yoga?

Primer trimestre: Podemos hacer yoga en los tres trimestres del embarazo, pero en el primero, no haríamos muchas grandes aperturas de piernas, no trabajaríamos tanto a nivel de aberturas y procuraríamos no hacer muchos movimientos de subir y bajar la cabeza.

Los saludos al sol que es digamos la serie básica de yoga, esperaremos un poquito sobre todo si hay mareo, porque si subimos y bajamos mucho la cabeza acabaremos muy mareadas. En este trimestre la práctica es la más tranquila.

Yoga Prenatal se puede practicar durante todo el embarazo, con algunas variaciones en cada trimestreÀgata Subirats

Àgata Subirats

En el segundo trimestre que estamos con las pilas a tope, con mucho dinamismo, muchos movimientos, saludos al sol, aunque modificados, un poquito diferentes a como lo hace la gente que no está embarazada.

En el tercer trimestre volveremos a adaptar el ritmo seguramente un poco más lento por el peso del bebé, por esta energía un poco más reposada y vamos a trabajar bastante con posturas en las que la pelvis está más arriba de la cabeza, o sea sobre las “cuatro patas” o haciendo el “perro boca abajo”.

Porque así todo ese peso que notamos las mamás en la cadera de repente cuando la subes se libera y alivia mucho, porque ese peso suele generar muchos problemas como; Presión en el pubis, varices hemorroides, la ciática. Va súper bien para los bebés que vienen de nalgas por ejemplo.

¿Todas las embarazadas pueden hacer yoga?

Si, a no ser que tu médico de confianza te recomiende otra cosa, hay mujeres que por lo que sea, riesgo de parto prematuro, por ejemplo, sí que necesiten hacer reposo, pero en un embarazo sano, cualquier mujer puede hacer yoga lo haya practicado antes o no.

Cosas a tomar en cuenta para un embarazo saludable

Foto: www.mamayoga.es

Además del yoga que es una manera de cuidarnos, debemos cultivar cada día del embarazo las hormonas del placer y del bienestar, por eso, como le digo siempre a mis alumnas, los deberes para todos los días son:

Cantar, bailar, (aunque lo hagas mal no importa canta y baila todos los días), reír, intentar tener mínimo un ataque de risa al día, ver series de risa, pelis de risa, intentar evitar al máximo los disgustos, en nueve meses pasan muchas cosas, pero intentamos evitar al máximo lo desagradable, los masajes, la conexión con tu pareja y todo esto para vivir un embarazo en total plenitud como tiene que ser. A continuación el vídeo de la entrevista completa.

Suscríbete y comparte