Saltar al contenido
Tu Universo Interior

Cómo atraer la prosperidad y romper los patrones que te atan a la pobreza

La abundancia

Mabel asegura que la felicidad es el método más eficaz de atraer la prosperidad y la abundancia, si somos felices todas las puertas se abren.

Para lograr atraer la prosperidad a nuestra vida, debemos aprender a soltar y confiar, cuando suelto y confío puedo ver la vida de una manera diferente, y la prosperidad y la felicidad empieza a tocar a mi puerta.

El problema es que nos preocupamos demasiado por el dinero, nos quejamos cuando no lo conseguimos y comenzamos a buscar culpables, lo que hace que las puertas importantes en nuestra vida se cierren.

La felicidad no está en el dinero

Si realmente queremos ser felices, debemos dejar de enfocar nuestra atención en el dinero, la felicidad no está en el dinero, ni en los títulos, ni en la pareja, menos en los bienes materiales que tenemos, la felicidad esta en lograr ser nosotros mismos con todas esas virtudes maravillosas, el hecho que hallamos nacido ya es un regalo extraordinario de la vida.

Cuando nuestra vida depende solo de los bienes materiales, títulos y dinero, significa que la felicidad está condicionada, y el día que perdemos todo aquello que nos hace» feliz» ese día nuestra vida se vuelve una tragedia, un caos.

Para ser felices debemos aceptar que todo es correcto y perfecto, dejar de sentir temor a la muerte, comprender que no somos este cuerpo físico, las personas en la india, aun en momentos de escasez son felices, porque han logrado comprender, que si en esta existencia no tienen bienes materiales, no importa porque en la otra, si tendrán, y en esta vida han adquirido la experiencia que les ha correspondido.

Suelta y confía

Si soltamos y confiamos, nos liberamos de todos aquellos sentimientos de apegos que nos esclavizan y hacen sufrir, debemos soltar el apego a la fama, a los estatus, a la pareja, a los títulos, porque nosotros no somos nada de eso.

Los momentos de dificultades son las mejores oportunidades que tenemos para despertar y encontrarnos con nosotros mismos, el universo sabe cuál es el momento exacto y preciso de nuestro despertar.

Deja la preocupación y confía

Las preocupaciones del mañana no permiten que vivamos el presente, el hoy, el aquí y el ahora, y nos aleja de la felicidad, de la abundancia y de la prosperidad. La clave maravillosa está en no preocuparnos y confiar, porque preocuparnos es una forma de decirle a Dios, «deja todo en mis manos que yo lo hago» y lo único que logramos es obstaculizar nuestro propio avance en el camino de la felicidad, de la abundancia y del éxito.

Rompe lo que te ata a la pobreza

Por último, es preciso romper con patrones mentales que nos mantienen atados y esclavizados a la miseria, comprender que no necesitamos de títulos bienes ni dinero en el banco, porque no somos nada de eso, somos seres perfectos, deja de preocuparte por el mañana, dedícate únicamente a ser feliz, disfrutando la vida con intensidad y armonía.